Estándares para la atención médica en diabetes de 2019

categoría Diabetis

29 gener 2019


Estándares para la atención médica en diabetes de 2019

Como cada año desde 1989 la American Diabetes Association (ADA) actualiza los estándares de atención médica en diabetes

Los Standards of Medical Care in Diabetes incluyen todas las recomendaciones actuales de práctica clínica a fin de proporcionar a profesionales sanitarios, pacientes, familiares e investigadores los objetivos generales y las herramientas para el tratamiento de la enfermedad (cualquiera de sus tipos: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2, diabetes gestacional, diabetes asociada a otras causas (monogénica, enfermedades del páncreas, secundarias a tratamientos farmacológicos); y en cualquiera de sus fases (como por ejemplo la prediabetes). Las recomendaciones son fruto de una revisión exhaustiva de la literatura científica sobre diabetes, con aportes de los miembros de la ADA y otros de la comunidad médica.

A continuación, las modificaciones más sustanciales que se han hecho de algunos apartados:

 

2. Clasificación y diagnóstico de la diabetes:

Se acepta el diagnóstico de diabetes con 2 parámetros alterados (ej: HbA1c y glucemia basal) de la misma muestra de sangre. Anteriormente, se requería (a excepción de síntomas típicos de hiperglucemia) la confirmación con otra analítica (aunque 2 parámetros distintos estuvieran alterados en la misma muestra).

Se mantiene la clasificación de la diabetes en sus 4 entidades listadas anteriormente, así como la clasificación de la DM1 en 3 estadíos (autoinmunidad + normoglucemia, disglucemia presintomática y diabetes clínica con hiperglucemia.

 

3. Prevención o retraso de la aparición de la DM2:

Se hace hincapié en la importancia de la pérdida de peso en personas con sobrepeso y obesidad. Se mantiene la recomendación de bajar un 7% del peso de inicio y realizar 150’ de actividad física a la semana.

La terapia con metformina para prevenir diabetes, se plantea sobretodo en índice de masa corporal ≥35, edad < 60 años, o mujeres con antecedente de diabetes gestacional

También se recomienda la monitorización y control de los factores de riesgo cardiovascular en la prediabetes. 

 

4. Evaluación médica integral y evaluación de comorbilidades:

Añade unas recomendaciones de lenguaje sobre diabetes (tanto a pacientes como en audiencias profesionales) que se basan en la información, la educación y el empoderamiento del paciente. Se da mucha importancia a la necesidad de comunicación multidisciplinar para la toma de decisiones y este equipo debería estar formado por: médicos de atención primaria, enfermeras, médicos especialistas, dietistas, especialistas en actividad física, farmacéuticos, dentistas, podólogos y especialistas en salud mental.

En cuanto a comorbilidades: se actualiza la tabla de evaluación y tratamiento de las complicaciones de la diabetes, se añade una tabla con factores que incrementan riesgo de hipoglucemia, y se aconseja en pacientes con DM2 o prediabetes con elevación de enzimas hepáticas o hígado graso por ultrasonidos, evaluar la presencia de esteatohepatitis no alcohólica o fibrosis hepática.

 

5. Cambios de estilo de vida:

Se descarta un plan alimentario con cierta distribución de macronutrientes concreto para diabetes, se enfatiza (aportando este año más evidencia) la necesidad de individualizar según los patrones alimentarios, las preferencias y los objetivos metabólicos.

Se aconseja utilizar edulcorantes acalóricos como sustituto del azúcar en aquellas personas acostumbradas al dulce (con moderación). No obstante, este año se hace hincapié en que no se potencie el consumo de bebidas azucaradas ni edulcoradas en favor del agua.

En personas con hipertensión y diabetes se elimina la recomendación de reducir más el sodio que en población general y se aconseja 2300mg/día. Las recomendaciones de actividad física son las mismas. En el apartado de tabaquismo se incluye una nueva mención a un ensayo que demuestra que los cigarros electrónicos no son mejores que las terapias habituales de deshabituación tabáquica.

 

7. Tecnología en diabetes:

Este es un apartado nuevo que trata sobre todos aquellos aparatos, softwares o hardwares implicados en el autocontrol de la diabetes. Se tratan temas relacionados con los dispositivos de medición de glucemia (capilar, por monitorización continua, o flash): se habla de los factores limitantes de la exactitud de los glucómetros (sobretodo los que funcionan con la reacción glucosa-oxidasa); y de los sistemas de monitorización continua de glucosa.

También se revisan los temas relacionados con la administración de insulina (viales y agujas, plumas, infusores contiuos de insulina, infusores desechables –pensada para DM2 mal controlada-). En cuanto a infusores de insulina, se ha demostrado tanto en adultos como en edad pediátrica: reducción de la HbA1c, de las hipoglucemias; y en población pediátrica una reducción del riesgo de cetoacidosis diabética, reducción de complicaciones de la diabetes, y mejora de la satisfacción y calidad de vida. Por este motivo, se aconseja considerar los infusores en niños y adolescentes, especialmente en edades inferiores a los 7 años.

También se incluye un apartado de los sistemas de administración automatizada de insulina o los sistemas de asa cerrada. Estos están formados por 3 componentes: el infusor de insulina, un sensor continuo de glucosa, y un algoritmo que determina la liberación de insulina. A diferencia de los SAP (sensor-augmented pumps), los primeros son capaces de decidir la cantidad de insulina a administrar según los valores de glucosa, no solo detener la infusión de insulina en previsión de bajada o en bajada. No obstante, los primeros sistemas de asa cerrada son híbridos, necesitan que el paciente administre los bolus de insulina en las comidas o snacks.

Con la evidencia actual se llega a la conclusión que deben ser considerados en adultos y niños de >7 años con DM1 para mejorar el control glucémico. 

 

Estos estándares son de acceso libre y pueden consultar su contenido en: http://care.diabetesjournals.org/content/diacare/suppl/2018/12/17/42.Supplement_1.DC1/DC_42_S1_Combined_FINAL.pdf

Autor:


Jefe de Servicio Coordinadora de la Unidad de hipófisis Coordinadora de la Unidad de tiroides Especialista en endocrinología de la gestación


Nutricionista y educadora en diabetes


¿Quieres hacernos una consulta sobre Blog de Endocrinología y Nutrición?

Cercar en el Blog

También te puede interesar

Prevención cardiovascular con fármacos antidiabéticos

Estándares para la atención médica en diabetes de 2019

Nuevos fármacos en el tratamiento de la diabetes: Empaglliflozina, liraglutide y semaglutide demuestran reducción del riesgo cardiovascular

Seguir leyendo

EMPAGLIFLOZINA EN EL TRATAMIENTO DEL HIGADO GRASO NO ALCOHÓLICO EN EL CONTEXTO DE DIABETES TIPO 2

Estándares para la atención médica en diabetes de 2019

El estudio E-LIFT muestra resultados prometedores para empagliflozina en la reducción de la grasa hepática, pudiendo ser este el primer paso para mejorar la enfermedad del hígado en personas con diabetes tipo 2

Seguir leyendo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +